Derechos de los usuarios – Ley 29414

Derechos de los usuarios de los servicios de salud.

Ley 29414

Por importante mayoría y acogiendo algunas observaciones hechas al proyecto de ley original, se aprobó recientemente la Ley que establece los derechos de las personas usuarias de los servicios de salud, o de manera más breve la Ley 29414. Esta norma tiene como antecedentes inmediatos el proyecto de ley de los derechos del paciente (2003) y el proyecto de ley de los derechos y obligaciones de de los usuarios de los servicios de salud (2008) ninguno de los cuales fuese aprobado pero que han inspirado con seguridad muchas de las modificaciones en torno a los derechos de información hoy implementadas.

En efecto, el rasgo característico de la Ley 29414 es la modificación expresa al art. 15º de la LGS para desarrollar, sistematizar e incluso incorporar mayores derechos referidos a la información, a la atención y recuperación de la salud y al consentimiento informado. (para acceder a un listado preliminar de estos derechos presione aquí)

La enumeración de estos derechos, que por cierto será ampliada y ordenada en el reglamento respectivo tal cual lo dispone la 1ra Disposición Final de la Ley 29414, no impide la exigibilidad de otros derechos de naturaleza análoga no mencionados pues así lo establece el art. 2º de la Ley y en última instancia el art. 3ºde la Constitución Política, cual es el caso por ejemplo del derecho a exigir la reserva de la información relacionada con el acto médico o la historia clínica, que la norma aprobada no menciona aun cuando sí lo hacía el derogado art. 15 inc. b) de la LGS.

Más allá de los derechos de información, la Ley 29414 incorpora algunas precisiones adicionales poco novedosas a la LGS. Por un lado precisa el art. 29 a efectos de que la entrega de las historias clínicas sea responsabilidad de la entidad y no más del médico tratante, recogiendo con ello una precisión incorporada desde el 2005 en la quinta disposición específica de NT 022 MINSA DGSP V02; asimismo precisa el art. 23 ara señalar que el régimen de sanciones de los profesionales de la salud no sólo se determina en función de los códigos de ética y normas de los colegios profesionales, sino también en función de las normas laborales, civiles, administrativas y penales; por su parte el nuevo tercer párrafo del art. 37º de la LGS, impone “nuevos” deberes en el marco de la rectoría en salud, tales como la aprobación de protocolos que establezcan los estándares de atención de salud; el establecimiento de los criterios para la determinación de la capacidad de resolución de los establecimientos de salud y la facultad de publicar la relación de establecimientos que no cumplan los estándares.

Lo que sí constituye una novedad desde nuestro punto de vista, es la incorporación del derecho a la atención psiquiátrica de emergencia (art. 15.1.a), lo cual recoge las recomendaciones que desde los años 90 realiza la OMS sobre incorporación de la salud mental en la atención primaria de la salud. Esta modificación implicará a su vez la modificación del DS. Nº 016-2002-SA y la introducción de algunos cambios en la normatividad sobre equipos básicos de guardias y retenes a fin de incorporar dentro de los servicios de emergencia de cada nivel de atención, esta especialidad, lo cual ocurre el día de hoy sólo en el IV nivel de complejidad (Norma Técnica Nº042 MINSA DGSP V01 y Directiva Nº GG ESSALUD 2009).

Asimismo es una novedad de la mayor relevancia, la creación del Sistema Nacional de Protección de los Derechos de los Usuarios de los Servicios de Salud (SNP), el cual con seguridad será precisado en sus alcances y objetivos en el respectivo reglamento de la Ley 29414, aunque desde ya puede vislumbrarse que armonizará el derecho de petición y audiencia, los mecanismos alternativos solución de controversias; el arbitraje en salud;  los recursos administrativos, entre otros derechos reconocidos por la Ley bajo análisis.

Comentario aparte merece la proscripción de la Distanacia al establecerse como un derecho del paciente, el respeto al proceso natural de su muerte como consecuencia del estado terminal de su enfermedad (art.15.3.e). La Ley 29414 establece que el código penal señala las acciones punibles que vulneren el precitado derecho, es decir los supuestos de Distanacia, sin embargo es importante notar que a la fecha el código penal nada dice al respecto por lo que será necesaria una nueva ley para crear el correspondiente delito, lo cual no impide sin embargo que vulneraciones al derecho en comentario, puedan ser corregidas en sede administrativa o jurisdiccional.

Finalmente es importante mencionar que la Ley 29414 ha otorgado a las entidades un plazo de 180 días que fenece el 04ABR09, para adecuarse a todas las exigencias derivadas del derecho de información (art 15.2); del derecho de petición del paciente (art.15.3.e) y del consentimiento informado (art. 15.4);  así  como a las exigencias derivadas de la implementación del SNP, sin embargo en los hechos será difícil iniciar una tarea  al respecto sin que previamente se apruebe su reglamento. Habrá también que esperar el reglamento de la ley para conocer mayores precisiones sobre qué información mínima deberá contener toda historia clínica (art. 29 2p); cuales serán los mecanismos de divulgación de los derechos de los usuarios (1raDF inc. 1); cómo se articulará el SNP con el SNCDS; qué se entenderá por “documento oficial” en el marco del consentimiento informado (art 15.4.a2; art 15.4.a3 y art 15.4.b); y quién se encargará de elaborar el Registro de Profesionales de la Salud sancionados o inhabilitados (art. 15.3.h).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: